sábado, 7 de abril de 2018

EL MATERIALISMO DIALÉCTICO Y EL "BIG BANG"


Según  el materialismo dialéctico, el Universo es infinito, compuesto solo de materia inagotable. Por lo tanto, se opone al idealismo que considera que existió una "creación" a partir de la nada.

Esta cuestión esencial de la naturaleza del Universo siempre ha sido una línea de demarcación entre el materialismo y el idealismo. En la pintura La escuela de Atenas, de Rafael, Platón que está en el medio apunta al cielo, fuente de la realidad material.

Su "mundo de las ideas " consiste en modelos que han dado forma a la materia. El platonismo se sitúa en la descendencia de Pitágoras y considera que el "UNO" divino dio origen a un mundo "múltiple" compuesto de números. La realidad material sería sólo un subproducto de Dios.

Aristóteles, al lado de Platón en la pintura, donde señala abajo por medio de su mano, tenemos un enfoque que está arrancado del platonismo y que lleva a la famosa alegoría del huevo y la gallina. Si Aristóteles aún no conoce el principio de la evolución y permanece en un "eterno retorno", ya ha entendido que no hay primera gallina, ni primer huevo.

La Escuela de Atenas de Rafael Sanzio.
El materialismo que se desarrollará después de la Edad Media, principalmente con el Persa Avicena y el Árabe Averroes, conducirá al rechazo de la noción de "primer hombre" y consecuentemente del idealismo religioso.

Entonces se asumió la eternidad del universo, desde Spinoza hasta Karl Marx y Friedrich Engels, con la materia infinita, inagotable y eterna. El idealismo y el materialismo se oponían fundamentalmente a la cuestión de la naturaleza del Universo y Emmanuel Kant, en el siglo XVIII en la crítica a la razón pura, ya nota que enfrenta una tesis y una antítesis:

“Tesis

El mundo tiene un comienzo en el tiempo y con respecto al espacio está encerrado también en límites.

Antítesis

El mundo no tiene comienzo ni límites en el espacio, sino que es infinito, tanto en el tiempo como en el espacio.”

Las religiones combatieron particularmente esta afirmación de la eternidad del Universo y el punto más desarrollado de su dispositivo en este sentido viene del canónigo católico belga Georges Lemaître (1894-1966), que desarrolló en 1927 la hipótesis del átomo primitivo, más conocida bajo el nombre de teoría de "Big Bang".

Esta teoría es fundamentalmente creacionista, bajo una máscara pseudocientífica que permitió conquistar una hegemonía idealista en este dominio. Ha sido apoyado abiertamente por el Vaticano, que ha extendido esta perspectiva con la concepción del "diseño inteligente" del "nacimiento" del Universo.

El Papa Pío XII apoyó esta teoría, incluido un discurso pronunciado en 1951 en la Academia de Ciencias, mientras que el año siguiente se celebró la Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional en Roma en lugar de la Unión Soviética como estaba inicialmente previsto, antes de regresar a Moscú, en 1958, mientras que el revisionismo había triunfado en la URSS.

El Papa resume allí la teoría de "Big Bang" de la manera siguiente:

“No se puede negar que una mente iluminada y enriquecida con los conocimientos científicos modernos y que investiga con serenidad el problema, es llevada a romper el cerco de una materia totalmente independiente y autónoma —bien por ser increada o por haberse creado ella misma— y a elevarse hasta un Espíritu creador. Con la misma mirada diáfana y crítica con que examina y juzga los hechos, llega a vislumbrar y a reconocer en ellos la obra de la Omnipotencia creadora, cuya virtud, suscitada por el poderoso 'fíat' pronunciado hace miles de millones de años por el Espíritu creador, se desplegó dentro del universo, llamando a la existencia, en un gesto de amor generoso, a la materia desbordante de energía.

En realidad, parece como si la ciencia moderna, saltando de un golpe de millones de siglos, hubiera logrado hacerse testigo de aquel primordial fiat lux, cuando de la nada brotó, con la materia, un mar de luz y radiaciones, mientras las partículas de los elementos químicos se separaron y se reunieron en millones de galaxias (…).

Sin embargo, es digno de atención que los eruditos modernos de estas ciencias estiman la idea de la creación del universo enteramente compatible con su concepción científica, y que son espontáneamente dirigidos por sus investigaciones; mientras que, hace algunas décadas, tal "hipótesis" fue rechazada como absolutamente irreconciliable con el estado actual de la ciencia. Todavía en 1911, el famoso físico Svante Arrehnius declaró que "la opinión de que algo puede surgir de la nada, está en contradicción con el estado actual de la ciencia según el cual la materia es inmutable". La declaración es similar: "La materia existe. Nada nace de la nada; en consecuencia, la materia es eterna. No podemos admitir la creación de la materia »”

Según el materialismo dialéctico, en cambio, no hay fuente; hay sólo la materia y ésta está en movimiento eterno, componiendo toda la realidad. Pues no hay ni principio, ni fin.

Por esta razón, la Unión Soviética de Stalin refutó categóricamente el "Big Bang", considerando, como lo expresó Andrei Zhdanov en un discurso del 24 de junio de 1947, que:

"Los falsificadores de la ciencia quieren revivir la historia del origen del mundo de la nada".

Andrei Zhdanov dice inmediatamente después de esto:

"Otro defecto de la" teoría "[del" Big Bang "] en cuestión es que nos lleva a una actitud idealista asumiendo que el mundo es finito. "

Él enfatiza nuevamente:

"De la misma manera, las desviaciones kantianas de los físicos modernos han llevado a afirmar que los electrones tienen" libre albedrío" e intentan describir la materia como una mera superposición de ondas y otras apariencias."

Los comunistas de la Unión Soviética entendieron perfectamente que la teoría del "Big Bang" iba de la mano con la concepción de un mundo material que estaría "terminado", es decir, limitado y por lo tanto incapaz de estar en movimiento de manera eterna.

La teoría del "Big Bang" consiste en una justificación necesariamente deísta de un "comienzo" para el mundo, para el Universo. No es nuevo en sí mismo, por otro lado, solo repite una forma ya sistemática de ver a los idealistas en la segunda mitad del siglo XIX, con la idea de un "calentamiento inicial".

Los defensores del "Big Bang" pretenden ver de una nueva forma un corrimiento al rojo de las líneas espectrales de longitud de onda larga y todo el espectro observado entre los objetos astronómicos distantes, lo que sería una prueba de que se alejarían.

Sin embargo, ya en el siglo XIX, Friedrich Engels se burlaba de los que imaginaban un nacimiento en expansión de un Universo que acabaría por morir de frío (lo que fue llamado más tarde "Big Crunch").

En una carta a Karl Marx del 21 de marzo de 1869, Friedrich Engels presenta esto particularmente así:

“La mutación de las fuerzas naturales, especialmente del calor en fuerza mecánica, etc., ha originado en Alemania una teoría extremadamente insípida, que en cierto modo ya se desprende de la vieja teoría de Laplace, pero que ahora se desarrolla con unas pruebas casi matemáticas: a saber, el universo se enfría incesantemente, las temperaturas del interior del universo tienden constantemente a equilibrarse, de modo que finalmente llega un momento en que la vida se hace imposible en que el mundo entero está compuesto de planetas helados  que giran los unos en torno a los otros. Sólo queda por esperar los curas se apoderen de esta teoría como si fuera la última palabra del materialismo. Es imposible imaginar algo más estúpido. Dado que según esta teoría es necesario que el calor se transforme constantemente en otras formas de energía, y no al revés, se deduce lógicamente que el estado de gran calor original a partir del cual todo se enfría es totalmente inexplicable, que incluso es una contradicción, y, que, por consiguiente, presupone la existencia de un Dios. El choque inicial de Newton se ha convertido en calentamiento inicial. Y, sin embargo, esta teoría pasa por ser la última palabra del materialismo más perfecto, y esos señores prefieren construirse un mundo que comienza en el absurdo y acaba en el absurdo, antes que ver en estas consecuencias absurdas la demostración de que hasta ahora sólo conocen a medias su supuesta ley natural. Pero, mientras tanto, esta teoría hace furor en Alemania...”

Los comunistas de Unión Soviética del tiempo de Stalin se sitúan en la prolongación perfecta de este modo materialista dialéctica de comprender nuestro Universo.

Así como lo formuló la resolución final de una conferencia de astrónomos y de físicos soviéticos en diciembre de 1948 en Leningrado:

"La "teoría" reaccionaria e idealista de la expansión del Universo en este momento domina la cosmología extranjera. Desafortunadamente, esta teoría anticientífica ha penetrado en las páginas de nuestras publicaciones especializadas... Es esencial desenmascarar sin cesar este idealismo astronómico, que promueve el clericalismo. "

En ese momento, la Unión Soviética asumió la defensa del materialismo dialéctico y desarrolló la cosmología por separado de los organismos internacionales (donde la URSS tenía solo dos representantes en 1953, contra 42 en 1956, 89 en 1960, etc.).

Con el triunfo del revisionismo, la URSS se convirtió en socialimperialista y abandonó esta concepción; en Francia, el fundador de la astrofísica como disciplina, Evry Schatzman (1920-2010), siguió precisamente este camino.

En la China popular, sin embargo, Mao Tsetung prolongo la defensa de la concepción de que el universo es eterno. Entendió que la cuestión de un mundo "finito" era el núcleo del idealismo y por esa razón se centró en el carácter infinito de la materia.

Durante una discusión en 1955 de la secretaría del Comité Central del Partido Comunista de China con un equipo de científicos, Mao Tsetung formula su punto de vista de la siguiente manera al físico Qian Sanqiang, que trabajó especialmente en Francia con Frédéric Joliot-Curie, Irène Joliot-Curie.

Al preguntar a Qian Sanqiang la composición del núcleo nuclear, respondió que había protones y neutrones; Luego, Mao preguntó de qué estaban compuestos, y Qian Sanqiang respondió que en este momento la ciencia no lo sabía.

Mao Tsetung explicó entonces:

“¡Los protones, neutrones y electrones se pueden dividir, porque "uno se divide en dos" y existe "la unidad de los opuestos"! No podemos probarlo aún por los medios experimentales, pero en el futuro, cuando tendremos mejores medios, seremos capaces de probar que son divisibles.”

Esta tesis de Mao Tsetung resultó correcta. Por consiguiente, es conocido por los historiadores de la ciencia que Mao Tsetung, desde los años 1950, hizo hincapié en el principio de que nada es indivisible. Los premios Nobel de física como Sheldon Glashow, Tsung-Dao Lee (en 1979, a 47 años), y Chen-Ning Yang (en 1957, respectivamente 30 y 32 años) destacaron este aspecto esencial.

Cada vez que abordó la cuestión del movimiento de la materia, Mao Tsetung hizo hincapié en la dimensión dialéctica en todos los niveles. Esto es lo que dijo, por ejemplo, en noviembre de 1957 en la Conferencia Internacional de Partidos Comunistas y Obreros en Moscú, en medio de la lucha antirevisionista:

“Fíjense, el mismo átomo encierra todo un complejo de unidades de contrarios. El es una unidad de dos contrarios: núcleo atómico y electrones. El núcleo atómico, a su vez, es una unidad de contrarios: protones y neutrones. Dado que existen protones, hay también antiprotones, y dado que existen neutrones, hay también antineutrones. En una palabra, la unidad de los contrarios es omnipresente. Respecto al concepto de la unidad de los contrarios, respecto a la dialéctica, es necesario hacer una amplia propaganda. Yo diría que la dialéctica debe salir del cenáculo de los filósofos para llegar a las amplias masas populares. Propongo que se aborde este problema en las reuniones de los burós políticos de los diversos Partidos y en las sesiones plenarias de sus comités centrales, así como en las reuniones de sus comités locales a todos los niveles. En realidad, nuestros secretarios de célula comprenden de veras la dialéctica. Cuando se preparan para hacer un informe en una reunión de célula, acostumbran dejar escritos en sus libretas los dos aspectos de las cosas: primero, los aciertos y, segundo, las deficiencias. Uno se divide en dos: Este es un fenómeno universal, esto es dialéctica.”

Esta batalla por la promoción de la divisibilidad de la materia culminó en la Gran Revolución Cultural Proletaria.

Un paso esencial en esta perspectiva fue la publicación en junio de 1965 de un artículo de doce páginas del físico japonés Shoichi Sakata titulado "Un diálogo sobre nuevas perspectivas sobre partículas elementales" en bandera roja, el órgano teórico del Comité Central del Partido Comunista de China.

El artículo era una combinación de dos páginas de notas editoriales, elogiando la labor de Shoichi Sakata, así como ocho páginas de comentarios de los científicos chinos. Todo fue publicado de nuevo por el diario del pueblo y el periódico de Guangming. Luego, en octubre de 1965, en bandera roja publicó seis nuevos artículos sobre este tema, el archivo se tituló "Las ciencias naturales y el materialismo dialéctico".

Los títulos de los artículos fueron: Ciencias Naturales y Materialismo Dialéctico: Examinando el Fracaso del Idealismo y la Metafísica desde la Perspectiva del Desarrollo de la Física Moderna (por Zhu Hongyuan), Algunas Visiones sobre el aplicación del materialismo dialéctico en la búsqueda de la teoría de la estructura molecular (por Xu Guang Xuan), el materialismo dialéctico es el arma para explorar la naturaleza (por Ai Siqi), estudiar el pensamiento de Mao Tsetung, mejorar los métodos de investigación científica (por Yu Guangyuan) y Sobre la divisibilidad de la materia (por Gong Yuzhi).

Así es como Shoichi Sakata, en Física teórica y dialéctica de la naturaleza, en junio de 1947, resume su concepción del universo como cebolla:

“La ciencia contemporánea ha encontrado que en la naturaleza hay dos diferentes “niveles” cualitativos: el patrón de movimiento, por ejemplo, una serie de niveles, tales como las partículas elementales núcleos – átomos - moléculas - masas - cuerpos celestes - nebulosas.

Estos niveles forman los puntos nodales que restringen diversos modos cualitativos de existencia de la materia en general. Y así están simplemente unidos de manera directa como se ha descrito más arriba.

Los “niveles” también están conectados en una dirección como moléculas - coloides - células - órganos - individuos - sociedades. Incluso en las masas similares, hay “niveles” de los estados correspondientes al sólido - líquido - gaseoso.

Dicho metafóricamente, estas circunstancias puede ser descrito como una especie de estructura multidimensional del tipo de una red de pesca, o más bien, sería mejor decir que tienen una estructura como la cebolla, en fases sucesivas. Estos niveles no están en absoluto aislados e independientes entre sí, sino que están conectados mutuamente, siendo dependientes y constantemente transformándose los unos a los otros.

Un átomo, por ejemplo, se construye a partir de partículas elementales y las moléculas se construyen a partir de átomos y, a la inversa, se puede hacer la descomposición de una molécula en átomos, un átomo en partículas elementales.

Estos tipos de transformaciones ocurren constantemente, con la creación de una nueva calidad y la destrucción de otras, en cambios incesantes.”

Mao Tsetung había conocido la tesis de Shoichi Sakata por una traducción de un artículo en el boletín de estudios de la dialéctica de la naturaleza, al final del año 1963. En una reunión de 1964, Mao Tsetung presento este boletín y se reportan las siguientes palabras de su parte:

“Lenin ya ha dicho que todo es divisible. Tomemos el átomo, por ejemplo: no solo el átomo es divisible, sino también el electrón. Pero mucha gente pensó que el átomo sería indivisible.

La ciencia de la división del átomo todavía es joven. En los últimos años, los científicos han logrado romper el núcleo de un átomo. Hay protones, antiprotones, neutrones, antineutrones, muones, antimuones. Todos son pesados ​​y también hay ligeros.

En cuanto a si el electrón podría separarse del núcleo, se resolvió hace mucho tiempo (...).

El electrón no ha sido dividido, pero un día lo será. "Puedes tomar medio martillo de un pie de largo por día, pero no habrá un final para él, incluso después de diez mil generaciones. " Es la verdad.

Si no lo crees, puedes intentarlo. Si hay un final, no hay ciencia.

El mundo es infinito. El tiempo y el espacio son infinitos. El espacio, tanto el micro como el macro son infinitos.

La materia es infinitamente divisible, por eso los científicos tienen un trabajo que hacer para siempre, incluso después de un millón de años.”

También fue en 1964 que Mao Tsetung conoció por primera vez a Shoichi Sakata; en una discusión de ese mismo año, se reportan las siguientes palabras de Mao Tsetung:

Les he pedido que vengan hoy porque quiero ver el artículo de Sakata [Shoichi]. Sakata dice que las partículas elementales son indivisibles mientras que los electrones son divisibles. Al decir esto, él toma la posición del materialismo dialéctico.

El mundo es infinito. Tanto en el tiempo como en el espacio, el mundo es ilimitado e inagotable. Más allá de nuestro sistema solar hay numerosas estrellas que, juntas, forman la Vía Láctea. Más allá de esta galaxia hay muchas otras galaxias. Considerado ampliamente, el universo es infinito: considerado estrechamente, el universo también es infinito. No solo es el átomo divisible, sino que también lo es el núcleo atómico y puede dividirse ad infinitum. Chuang Tzu dijo: "Uno puede quitar la mitad de un martillo que mide un pie de largo por día, pero todavía no tendrá fin, incluso después de diez mil generaciones". Esto es cierto. Por lo tanto, nuestra cognición del mundo también es infinita e inagotable. De lo contrario, la ciencia de la física no se desarrollaría más (…).

Todo es conservación y no conservación al mismo tiempo. La gente pensó que la conservación de la paridad es una ley de la naturaleza, pero luego los físicos chino-estadounidense Tsung-Dao Lee y Chen-Ning Yang encontraron que, al menos en el campo de las interacciones débiles de partículas elementales, la paridad no es conservadora.

¿Es lo mismo en la conservación de la calidad y la conservación de la energía? No hay nada en el mundo que sea absolutamente estático (...).

La conservación y la no conservación es equilibrio y desequilibrio al mismo tiempo, pero también hay casos en que el equilibrio está totalmente roto."

La perspectiva materialista dialéctica de Mao Tsetung se topó con la lógica que se desarrollaba paralelamente en los países capitalistas, donde el descubrimiento de los quarks en 1966 estuvo acompañado por la afirmación de que estos eran los elementos fundamentales del universo.

Por esta razón, en el marco de la Gran Revolución cultural Proletaria trajo la defensa de la cosmología materialista dialéctica a una nueva etapa.

En 1966, había un grupo de Pekín dedicado a partículas elementales, con 39 científicos siguiendo la perspectiva de Shoichi Sakata y proponiendo un modelo de física de partículas, el straton. A esto se agrega una vasta campaña contra el diseño de Albert Einstein.

El enfoque relativista de Albert Einstein no otorga, de hecho, valor al tiempo y al espacio, utilizando un sistema de referencias que relativiza la verdad universal. Además, el principio de la curvatura del tiempo y el espacio que es su base significa que el Universo está cerrado (pero en expansión), no infinito.

Es el principio del Universo como una esfera, sin límite ya que uno puede hacer un giro eterno, pero sin materia infinita, inagotable. Albert Einstein, que inicialmente había tomado partido por un Universo estático, defendió incluso más tarde la teoría del "Big Bang"; su teoría de una luz que siempre conserva necesariamente la misma velocidad también es idealismo.

En la Unión Soviética, las Revistas Avanzadas en Ciencias Físicas y Cuestiones de Filosofía ya habían liderado extensos ataques en 1949 contra el diseño de Albert Einstein. Esto fue para defender la posición que ya tenía Lenin en Materialismo and Empiriocriticismo, Lenin que en El significado del Materialismo Militante ya notó el carácter "de moda" de la concepción de Albert Einstein.

Esto explica por qué, en el corazón del núcleo ideológico de la Gran Revolución Cultural Proletaria, hay un Grupo de Estudio de Crítica de la Teoría de la Relatividad en la Academia de Ciencias, fundada en marzo de 1968.

El primer documento de este grupo, en julio de 1968, tenía el siguiente título revelador: Criticar minuciosamente los puntos de vista burgueses contrarrevolucionarios en las ciencias naturales - Sobre el principio de la velocidad de la luz, el fundamento de la teoría de la relatividad.

También se lanzó un movimiento de crítica en Shanghai, con el Grupo Revolucionario de Shanghai de Crítica de las Ciencias Naturales, firmando el nombre "Li Ke" (o "disciplinas científicas" en chino), que publicó en particular una Introducción a las escuelas y pensamientos importantes de las Ciencias naturales modernas occidentales (física elemental de partículas, cosmología).

Zhang Chunqiao y Yao Wenyuan, dos de los líderes de la Gran Revolución Cultural Proletaria, estaban en primera línea aquí.

En Shanghai también se lanzó en 1973, primero con dos números, con 100.000 copias, y luego trimestralmente con diez números en total, el Diario de la Dialéctica de la Naturaleza.

En un número de 1974, en un artículo El punto de vista de Einstein sobre el Universo, leemos:

“Como lo han demostrado los hechos históricos de las últimas décadas, los debates en torno a la teoría de la relatividad y la crítica de la misma han ido más allá del campo académico.

No solo está asociado con el desarrollo de la ciencia física, sino también con la lucha ideológica y política... Debemos continuar en la dirección de criticar y reformar todo el sistema de la teoría de la relatividad.”

En el artículo del mismo año Una crítica de la teoría de la relatividad, se afirma:

“Ya en la década de 1920, Lenin señaló agudamente que la teoría de Einstein fue explotada por la mayoría de los intelectuales burgueses en muchos países (...). Durante los siguientes treinta años, los teóricos soviéticos fueron cautelosos e incluso críticos con el sistema de Einstein (...).

Pero cuando los revisionistas soviéticos llegaron al poder, giraron 180 grados e invirtieron la crítica de la teoría de la relatividad. Incluso llamaron a la crítica "odiosa interferencia filosófica " (...).

Afirmaron que "el tiempo para imponer la tiranía a las ciencias naturales en nombre de la filosofía se terminaba para siempre" (...).

Como lo han demostrado los hechos históricos de las últimas décadas, el debate sobre la teoría de la relatividad y su crítica ha ido más allá del ámbito académico. Esto no solo está asociado con el desarrollo de las ciencias físicas, sino también con la lucha ideológica y política (...). Debemos continuar en la dirección de criticar y reformar todo el sistema de la teoría de la relatividad.”

En la misma perspectiva, el principio del "agujero negro" fue abordado con el rechazo de la negación de la materia, el título del artículo sobre este tema en 1973 afirmando: El movimiento no puede ser exterminado - Una crítica sobre la 'hipótesis' del agujero negro.

El movimiento eterno de la materia infinita es la teoría general del desarrollo según el materialismo dialéctico; Esto hizo que Mao Tsetung dijera que:

“El desequilibrio es una ley general y objetiva. El ciclo, que es interminable, pasa del desequilibrio al equilibrio y, nuevamente, de este a ese. Cada ciclo, sin embargo, corresponde a un mayor nivel de desarrollo. El desequilibrio es absoluto, mientras que el equilibrio es temporal y relativo.

La ruptura en el equilibrio es un salto adelante. Es mayor que el equilibrio, porque en una situación de desequilibrio, uno tiene que hacer crecer sus cerebros, y eso es algo bueno.”

Por supuesto, el diario Dialéctica de la Naturaleza prestó especial atención a la refutación directa de la teoría del "Big Bang", especialmente con artículos como ¿Qué implica el descubrimiento de la radiación de microondas de fondo 3K? Una crítica de la hipótesis del "Big Bang": ¿qué implica el "cambio al rojo"? Re-crítica de la teoría del "Big Bang": ¿Cuál es la naturaleza del calor?

En el primero, leemos:

“La totalidad del Universo no tiene una solución matemática ni física, sino filosófica. La llamada solución matemática y física del Universo es una solución filosófica, pero una solución idealista y apriorista.”

El capitalismo necesita del "Big Bang" para imaginarse un mundo en expansión y sin contradicciones. No puede demostrar el "Big bang" de otro modo que a partir de una visión del mundo idealista, cuya teoría del “big bang” es sólo un subproducto.

En el artículo de 1975 Sobre la conservación y la no conservación del movimiento, una crítica de la primera y segunda leyes de la termodinámica, leemos:

“El proletariado siempre mira hacia el futuro con confianza y optimismo. Pero la burguesía... siempre ve una perspectiva triste con un humor oscuro. Este pesimismo solo refleja su destino histórico.”

El punto de vista, materialista dialéctica, del proletariado, considera que el universo es eterno, la materia siempre en movimiento. En el artículo El universo es la unidad de lo finito y lo infinito, encontramos una síntesis del espíritu materialista dialéctico, de su cosmovisión:

“El fin de todas las cosas concretas, el sol, la tierra y la humanidad no es el fin del Universo. El fin de la Tierra traerá un cuerpo cósmico nuevo y más sofisticado.

En ese momento, la gente celebrará reuniones y celebrará la victoria de la dialéctica y dará la bienvenida al nacimiento de nuevos planetas.

El final de la humanidad también dará como resultado nuevas especies que heredarán todos nuestros logros. En este sentido... la muerte de lo viejo es la condición del nacimiento de lo nuevo.”


Fuente: 
Traducido por el MEP, del francés, el artículo de Les Materialistes "Le matérialisme dialectique et le "big bang""


1 comentario:

  1. Deberíamos crear ya, un circulo de estudio que aborde la investigación difusión de ésta propuesta. El artículo menciona temas tratados desde la perspectiva materialista, pero no los expone, aún cuando de manera sintética pudiera haberse realizado. Mis fraternales felicitaciones por tocar este agudo tema, aún con mucha sombra en en el momento actual.

    ResponderEliminar

Sobre la HNI del SUTEP 2018 base Apurímac.

Sobre la HNI del SUTEP 2018 base Apurímac. MEP base Unamba,  c.Damien Las banderas ondean y las arengas se oyen en las provincias de Apu...